Miserias Literarias

Desgranando el agusanado mundillo editorial

25 agosto 2006

Adenda

Si los lectores de este blog —si los hubiera o hubiese— desean que, desde mi experiencia personal, comente o hable acerca de algún aspecto en concreto del ámbito editorial o literario, no tienen más que proponerlo en sus comentarios. Sino, callen para siempre.

5 Comentarios

Anonymous Anónimo dijo...

Muy interesante los comentarios que hasta ahora llevas expuestos en tu blog, me han resultado muy didácticos. Y como te brindas amablemente a resolver dudas, aquí expongo las mías:
-¿Realmente, alguien de una editorial se lee los manuscritos no solicitados que reciben?
-¿Que opinión te merecen los agentes literarios?
-¿Es interesante la autopublicación cuando la editorial se compromete a distribuir el libro? ¿Lo distribuyen en verdad?
-¿Que coste real tiene para una editorial la publicación de 2000 ejemplares de un libro con 200 pag.?
-¿Sirven para algo las presentaciones públicas de las obras literarias?
-¿Qué opinión te merecen los concursos literarios convocados por las editoriales?
-¿Qué razonamiento siguen los críticos literarios para comentar un libro en las páginas de sus periódicos?
-¿Qué “fórmula económica” aplican las editoriales para suponer que un libro les va a ser rentable y otro no?
-¿Puedes darnos alguna orientación de quién eres? (esta pregunta puedes ignorarla, si lo deseas).
-¿Es verdad que si una novela es aceptablemente buena acaba por encontrar editor?

26/8/06 07:51  
Blogger Joaquín dijo...

A mí las novelas nuevas no me interesan (sigo el criterio de leer a escritores ya muertos, con preferencia). Al margen de felicitarle por este blog, al que deseo continuidad, me gustaría preguntarle por el misterio del "fondo editorial".

Soy de los que persiguen, más que las estrictas novedades de mostrador, las publicaciones de dos, cuatro, cinco, incluso diez años atrás, y no siempre veo fácil conseguirlas, como no sea con un embarazoso e incierto proceso de "encargo" en librería. ¿A usted qué le parece?

27/8/06 15:45  
Blogger Prometeo dijo...

Querido Joaquín:

Además de reconvenirle cariñosamente por su decisión —hay novelas actuales que merecen la pena. Además, ¿para que esperar diez años para gozar de algo que puede disfrutar hoy mismo?—, le comento: no sé a qué se refiere exactamente con el denominado «misterio del fondo editorial» —le agradecería que me ampliara su duda— pero, por desgracia, la disponibilidad de los fondos editoriales es a cada día más escasa. Debido al impopular «criterio comercial» que rige el actual panorama editorial, dichos fondos tienden a desaparecer sin que nadie pueda evitarlo. El motivo, aunque parezca extraño, resulta ser tan simple como prosaico: los costes de almacenaje. Por desgracia, resulta mucho más rentable desde un punto de vista económico destruir —sí, sí, he dicho destruir— una edición de 10.000 ejemplares no vendidos que el conservarlos y almacenarlos en pos de futuras ventas. Ello provoca el que, salvo honrosas excepciones, sea prácticamente imposible encontrar un ejemplar determinado con más de un año de antigüedad, por muy interesante que este pueda ser. Una vez más nos encontramos con la eterna diatriba que agusana el mundo editorial: calidad vs. rentabilidad. Parte de esta problemática pretende ser solventada con el popular y actual concepto de “impresión bajo demanda”. En teoría —y digo sólo en teoría— el concepto permite imprimir con unos costes mínimos tiradas despreciables, casi de ejemplar a ejemplar. El problema surge en el proceso de distribución. Si bien se puede asumir el coste de “impresión bajo demanda”, es imposible asumir el coste de “distribución bajo demanda” con lo que si usted acude a una librería —punto final del proceso de distribución— con la sana intención de encontrar un ejemplar concreto, o bien su librero es un profesional como la copa de un pino o me temo que se verá usted avocado a tener que prescindir de dicho ejemplar. En el mejor de los casos, lo mejor es acudir a las fuentes —es decir, a la editorial— para que se lo remita contra reembolso pero, bajo otras circunstancias y por mucho que se abaraten los costes de impresión, no dejará usted de sufrir un problema derivado de la cantidad ingente de factores que contribuyen en el proceso que permite que un libro salga de la editorial y llegue hasta sus manos.

Creo haber entendido y contestado a su pregunta, de no ser así le ruego que me lo indique para tratar de ser más explícito en mis razonamientos.

Un cordial saludo,
Prometeo.

27/8/06 17:52  
Blogger Joaquín dijo...

Me ha contestado perfectamente. Por "misterio del fondo editorial" entiendo eso, la incertidumbre sobre la disponibilidad de libros ya 'pasados de temporada'.

En cuanto a las novelas... no lo discuto, pero ¡la vida es tan breve!

Muchas gracias.

28/8/06 09:11  
Anonymous AnacletoTristan dijo...

Como llego tarde a Agosto, y compruebo, que ha seguido escribiendo, supongo que ya habrá hablado de algunos temas de los que podrían suscitarme preguntas.

10/11/06 14:26  

Publicar un comentario

<< Volver a página principal